¿Es la cirugía plástica en la adolescencia un capricho o una necesidad?

En lo que se refiere a la cirugía plástica, uno de los temas más discutidos es si realizar cirugías de este tipo en adolescentes es adecuado o no. Este artículo pretende ofrecer información objetiva que le pueda ayudar a definir su posición al respecto.

Diferencia entre Cirugía Reparadora y Cirugía Estética

Cuando hablamos de Cirugía Plástica nos referimos a una gran variedad de posibles cirugías en diferentes partes del cuerpo y por diversos motivos. Podemos separar la cirugía plástica en:

- Cirugía reparadora o reconstructiva

- Cirugía estética o cosmética

¿Es la cirugía plástica en la adolescencia un capricho o una necesidad?La cirugía reparadora como su nombre indica busca recuperar o mejorar la forma y función de determinada parte del cuerpo que es anómala ya sea de forma congénita o bien como producto de un accidente, una enfermedad, una quemadura, un tumor, etc.

Por otro lado, la cirugía estética busca mejorar la apariencia de determinada parte del cuerpo solo por motivos estéticos.
¿Por qué es importante esta diferencia? Básicamente porque en lo que se refiere a adolescentes nadie se cuestionaría si es adecuada o no una cirugía reconstructiva mientras que en el caso de las cirugías estéticas existen tanto detractores como apoyos.

¿Cuáles son las principales razones por las que se hace una operación de cirugía estética en la adolescencia?

La adolescencia es una época de la vida en la que los grupos de referencia más importantes son los coetáneos. Esto significa que para un adolescente sentirse como los demás chicos de su edad y sentirse aceptados por ellos se puede convertir en el motor de su vida.

También es cierto que la percepción de su propio cuerpo varía mucho durante esta época donde sentirse atractivo se convierte en algo mucho más importante, y si el adolescente se percibe diferente a los demás en este aspecto, podría terminar sufriendo una baja autoestima con todos los problemas asociados a esta situación: aislamiento, depresión, disminución en su rendimiento académico, problemas en sus relaciones con otras personas, etc.

Si a esto sumamos que es una época en que muchos adolescentes se aprovechan de las inseguridades de otros para mostrarse crueles la situación puede realmente volverse difícil de manejar para un chico en esta edad. Un adolescente que percibe en sí mismo, o los demás le recuerdan constantemente que cierta parte de su cuerpo no es lo que quisiera, puede llegar a sufrir por esta situación.

Que hay un defecto objetivo que puede ser mejorado por medio de una operación de cirugía estética, ¿por qué no hacerlo?

 

¿Cuándo se justifica una operación de cirugía estética en un adolescente?

 

Si bien no existe una regulación general en España para este tipo de cirugías en menores de edad, es importante que sea una decisión meditada y donde los padres, el adolescente y por supuesto el profesional, intervengan. Es vital:


- Acudir a un buen profesional para el asesoramiento y evaluación del menor

- Analizar cuidadosamente las razones por las que el menor quiere la cirugía, en algunos casos, el adolescente puede ver “defectos” donde no los hay o exagerándolos. Una cirugía plástica puede definitivamente ayudarle a sentirse más seguro o ser más atractivo, y esto puede significar un cambio en la vida de un adolescente.

Sin embargo, si el menor imagina el defecto o lo exagera, o no realiza una evaluación objetiva del mismo, puede ser necesario apoyarse en un psicólogo o bien esperar que el mismo adolescente con su madurez consiga hacer una valoración apropiada.

- Explicarle con detalle el procedimiento a realizar, incluidos los riesgos y alcances. Esto último es muy importante para que las expectativas del adolescente sean realistas y no espere que una cirugía vaya a ser la solución de todos sus problemas.

- Si se decide hacer el proceso quirúrgico se debe acudir a un profesional de prestigio y realizarse en las instalaciones adecuadas de un hospital para seguridad del paciente.

Una operación de cirugía plástica puede realmente tener un efecto muy positivo en el adolescente a nivel de autoestima y seguridad en sus relaciones interpersonales. Como el Doctor Rodríguez-Camps, reconocido cirujano plástico explicaba en una reciente entrevista:
“Ante un adolescente que sufre por un defecto físico importante, lo mejor es buscar el consenso entre el propio individuo, los padres, el cirujano plástico y algunas veces, el psicólogo y actuar para frenar el sufrimiento y mejorar la autoestima.”

Lo que para un adulto podría parecer un simple capricho para un adolescente puede significar la diferencia entre ser feliz o no, pero es importante que la decisión la tomen por ellos mismos y no por complacer las expectativas de otros.

Si quieres conocer el Doctor en su clínica en Valencia puedes visitar su página web, donde podrás ver su trayectoria, las intervenciones realizadas y casos de antes y después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *