Entrevista al Doctor Salvador Rodríguez-Camps, en Diario El Mundo

doctor campsQueremos compartir con nuestros lectores esta entrevista realizada al Doctor Salvador Rodríguez-Camps Devís, especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva y Jefe de la Unidad de Cirugía Plástica y Estética del Hospital Universitario Casa de Salud de Valencia. Considerado el mejor cirujano plástico de Rinoplastia de España, tanto por conocimientos como por aportación al perfeccionamiento de la cirugía nos cuenta las particularidades, complejidades y avances de una de las intervenciones más realizadas.

Tal y como explica el Doctor: “El cirujano plástico debe ser un maestro artesano’. Algo que ha conseguido gracias a su técnica para narices de punta nasal extremadamente difícil que ha alcanzado el reconocimiento mundial, además de los numerosos galardones a su trayectoria personal y su compromiso con la excelencia.

 

Doctor Rodríguez-Camps, ¿Qué tipo de problemas estéticos, congénitos o funcionales se pueden corregir con una Rinoplastia?

“La Rinoplastia es una operación tremendamente difícil, aunque técnicamente resulte decepcionantemente fácil” (Jack Sheen). Es, con mucho, la operación más frecuente, estudiada, debatida, controvertida, creativa y artística de la Cirugía Plástica, con la que abordamos narices congénitamente deformadas, traumáticas, tumorales y yatrogénicas. La Rinoplastia es tan variable que cada nariz lleva implícita una técnica diferente, tan personal como la propia huella dactilar, que persigue siempre un resultado diferente

¿La punta nasal es el gran caballo de batalla?

Siempre. La punta nasal es la parte más importante de la nariz y la más difícil de abordar con éxito. Puede presentar diferentes deformidades, como punta afilada, achatada, globulosa, cuadrada, ancha, alargada, bífida, asimétrica, caída, elevada, rota, ausente, con tumoraciones importantes que obligan a su amputación-reconstrucción, etc. Los cirujanos plásticos debemos estar preparados para el abordaje y corrección de cualquiera de estas anomalías con un alto porcentaje de garantía de éxito.

¿Cuántas operaciones de Rinoplastia ha realizado a lo largo de su carrera profesional?

En nuestros 36 años de experiencia y trabajo personal, sobrepasamos los 6000 casos, entre Rinoplastia Estética, Rinoplastia Reconstructiva, Rinoplastia Funcional y Rinoplastia Tumoral.

Asegura que un paciente de Rinoplastia es siempre un reto para un cirujano plástico…

Leonardo Da Vinci afirmó que “la nariz está ahí para manifestar el carácter del rostro”, por lo que mediante la Rinoplastia nos estamos enfrentando a la corrección de un defecto que marca el carácter, así que estamos obligados a modificarlo quirúrgicamente mejorando el aspecto físico, la función nasal, si procede, y elevando la autoestima del paciente.
Sí, la Rinoplastia es siempre un gran reto para el cirujano plástico, una intervención que debemos abordar desde la humildad, conociendo al máximo al paciente y su entorno, con dominio de las técnicas, con habilidad manual, con sentido artístico, con sensibilidad y con perfeccionismo. Y con todo ello, perseguir la perfección, aunque nos quedemos en los límites de lo humanamente razonable.

Cambiar la estética de una nariz tiene un componente creativo…

Sin duda. La nariz es, desde el punto de vista estético, la unidad anatómica más importante del rostro, por lo que su modificación conlleva una altísima responsabilidad para el cirujano plástico, que debe tener siempre las cualidades de un maestro artesano. El cirujano plástico siempre debería ser creativo y artista. Y en su proceso de formación como especialista, debería superar disciplinas propias de Bellas Artes, como el dibujo artístico y la modelación. No somos partidarios de la simulación mediante programas de ordenador porque el resultado quirúrgico podría ser frustrante para el paciente al no corresponderse con la promesa informática. El paciente debe conocer a su cirujano plástico dibujando su propio plan de tratamiento.

¿Cómo aborda una Rinoplastia? La técnica puede ser abierta o cerrada…

Cada nariz lleva implícita una técnica diferente y exclusiva. En cuanto a que la técnica quirúrgica deba ser de abordaje cerrado o abierto, también depende de algunos factores. Podríamos simplificar diciendo que la técnica de Rinoplastia cerrada está indicada para aquellos casos relativamente sencillos, donde la punta nasal no requiere modificación; mientras que la técnica de Rinoplastia abierta (Rethi) la utilizaríamos en casos realmente complejos, de narices con malformaciones y en aquellos casos donde la punta es difícil de resolver, en la nariz desviada y en casos donde hay que solventar también problemas funcionales por culpa de un tabique desviado y/o unos cornetes hipertrofiados y/o unas válvulas internas alteradas con insuficiencia respiratoria nasal. En nuestra técnica personal sobre la punta nasal extremadamente difícil, la técnica abierta es absolutamente necesaria.

Sobre la técnica abierta, apuntar que fuimos los primeros en España en presentarla en el Congreso Nacional de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) en 1991, en León. La presentamos en forma de video-comunicación en un caso de nariz leporina muy difícil.

Se ha referido a su “Técnica de Resección Total de los Cartílagos Alares y Fascia Temporal, en Rinoplastia” ¿En qué consiste el avance?

Resección total de los Cartílagos Alares y Fascia Temporal sería la respuesta. Se trata de una técnica indicada especialmente en aquellas puntas nasales extremadamente deformadas y difíciles donde otras técnicas tradicionales, basadas en injertos de cartílago, competirían con dificultad. El avance de nuestra técnica es la aportación a la comunidad científica de algo que antes no existía y que resulta muy útil dentro del arsenal de técnicas y recursos de los que dispone la cirugía plástica. Es un paso adelante, otra técnica más de la que echar mano, en manos expertas. Una técnica reconocida a nivel Internacional y de la que nos sentimos muy orgullosos, aplicable a casos muy difíciles de punta nasal pero con 30 años de existencia y experiencia, y una casuística muy numerosa donde ya no cabe la duda.

Con su Tesis Doctoral sobre remodelación de la punta nasal obtuvo una calificación de Sobresaliente Cum Laude. Su trayectoria y conocimientos le han llevado a convertirse en un gran referente en el caso de narices de punta nasal extremadamente difíciles…

Procuro ser lo menos vanidoso posible, pero me siento tremendamente orgulloso y sensible con mi aportación a la cirugía plástica. La lectura y defensa de mi Tesis Doctoral con la máxima calificación y Cum Laude son la resultante de muchos años de estudio y experiencia con algo nuevo, diferente y muy útil. Me siento halagado por la respuesta de mis colegas en España y por la respuesta que han tenido hacia mí las mejores publicaciones científicas del mundo, habiendo sido invitado además como profesor en algunos congresos mundiales de cirugía plástica, en EE.UU, Australia o Kuwait, donde he podido explicar mi técnica de Rinoplastia.

¿Qué es para el Doctor Rodríguez-Camps un buen resultado en Rinoplastia?

Un buen resultado en Rinoplastia es aquel que se ajusta a las proporciones y las formas, según La Divina Proporción de Leonardo Da Vinci. La belleza es proporción, después es forma, línea y, por último, color. En Rinoplastia ocurre igual: proporción-forma-línea-color. El resultado natural y proporcionado sería nuestro objetivo. Debemos evitar siempre la nariz quirúrgica, la nariz ortopédica, la nariz artificial. Hemos de trabajar duro para evitar cualquier estigma que delate una Rinoplastia. Soy un apasionado de la Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva. Estudio y preparo publicaciones y congresos con el máximo rigor y honestidad. Pero, sobre todo, nunca se me escapa la preparación de las operaciones del día siguiente porque lo más satisfactorio de mi currículum son los resultados quirúrgicos, el afecto de mis pacientes y el respeto de mis colegas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *