La Evolución del Explante Mamario Gracias a la Técnica Innovadora del Doctor Rodríguez-Camps

La Mamoplastia es una de las cirugías estéticas más demandadas a nivel mundial. No obstante, a pesar de que sus resultados son cada vez más naturales hay casos en los que ya no se desea llevar implantes. El proceso se conoce como explante mamario, un procedimiento que el Doctor Rodríguez-Camps ha perfeccionado con su técnica de Mamoplastia con “Autoprótesis” por Explante y cicatriz en forma de “L”.

MAMEX2b
 

De la Mamoplastia al Explante Mamario

Desde su aparición en 1985 de la mano de Vicenz Czerny, un cirujano austriaco que utilizó por primera vez el exceso de grasa de la espalda para hacer un aumento de pechos, la Mamoplastia, o aumento de pechos, se ha convertido en una de las cirugías más demandadas a nivel mundial.

Un procedimiento que comenzó usando sustancias como el marfil, las pelotas de vidrio, la lana, el cartílago de buey, las pastillas de polietileno, la esponja de polímero de alcohol-formaldehído de polivinilo, el caucho de Silastica, prótesis de teflón-siliconas, entre otros.

La popularidad de la operación la hizo evolucionar hasta las inyecciones de silicona en 1960, que tras sus graves consecuencias en la salud de las pacientes fueron reemplazadas en 1962 por los implantes de mama de silicona. Fabricados por Dow Corning, bajo la apariencia de una bolsa estos contenían láminas de silicona rellenas de aceite de silicona de grado médico. No obstante, por los posibles riesgos que estos podían entrañar la técnica viró de nuevo hacia las prótesis de suero salino y en la actualidad a las de gel de silicona, aprobados por las autoridades sanitarias de la Unión Europea.

Se trata de una técnica en continua evolución hacia resultados más naturales, que en la Clínica Rodríguez-Camps logramos utilizando la Prótesis de Mama más segura del Mercado Mundial desde 1994: La Prótesis de Mama McGhan, de Allergan. Unos implantes Anatómicos Texturados de Gel de Silicona de Alta Cohesividad cuya garantía frente a roturas es total de por vida.

No obstante, ¿qué ocurre cuando la paciente ya no desea llevar implantes? A pesar de ser una técnica muy demandada, en ocasiones la decisión de realizársela no se produce bajo reflexión adecuada, los resultados no son los esperados o ya no se está conforme con el tamaño de las mamas.

En este caso lo que se realiza es un proceso a la inversa conocido como Explante Mamario.

Técnica del Explante Mamario

El Explante Mamario es el procedimiento mediante el cual se retiran las prótesis mamarias de una paciente que ha sido sometida a una Mamoplastia de Aumento pero ya no desea continuar portando implantes.

Se trata de una operación con ciertas particularidades, ya que no solo hay que intervenir para extraer las prótesis de las mamas, sino también retirar su envoltorio, la cápsula que la rodea. Se trata de una fina capa de tejido alrededor de los implantes que se forma debido a que durante el procedimiento de aumento de mamas, el cirujano crea un espacio donde se colocar la prótesis denominado bolsillo. Esto, unido a la incorporación de un cuerpo externo en el organismo desencadena un proceso de reparación y aislamiento que acaba creando esa capa de tejido cicatricial que denominamos cápsula.

Tras realizar el Explante el resultado suele ser una mama plana, flácida, amorfa e inconsistente, y es que con el paso de los años la Mamoplastia de Aumento produce una ligera atrofia en la glándula mamaria, si es prepectoral, y una atrofia en el músculo pectoral mayor, en los casos de procedimiento retropectoral. Esta situación puede generar de nuevo una decepción en la paciente, un sentimiento de mutilación y cambio drástico en su fisonomía.

La evolución de la técnica con el Doctor Rodríguez-Camps

Cualquier operación estética que se realiza tiene como fin una mejoría en la figura del paciente, precisamente con esta idea en mente, el Doctor Rodríguez-Camps desarrolló su técnica personal de Mamoplastia con cicatriz en forma de “L” y “Autoprótesis” por Explante.

En este caso, tras la extracción de los implantes el Doctor realiza una “Autoprótesis” con el propio tejido mamario que da forma a la nueva mama donde antes lo hacía el propio implante todo ello mediante una incisión en forma de “L”. De este modo se elimina el segmento medial de otras técnicas que dejan una cicatriz en forma de “T” invertida, dejando así un escote despejado y libre de estigmas quirúrgicos.

Una técnica que, más allá del Explante, ofrece resultados muy satisfactorios para la paciente. Un éxito que se suma a la historia de la cirugía española y que fue publicado, en forma de video-conferencia por el Doctor Rodríguez-Camps, en la Universidad de Salamanca, en 1993, con motivo del Congreso Nacional de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética (SECPRE).

Si quieres conocer esta técnica y cualquier otra de las que realiza el Doctor en su clínica en Valencia puedes visitar su página web, donde podrás ver su trayectoria, las intervenciones realizadas y casos de antes y después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *