¿Qué es la Braquioplastia?

El Doctor Rodriguez-Camps, con más de 30 años de experiencia en la cirugía plástica, consigue que los pacientes obtengan unos brazos más definidos y estilizados a través de la Braquioplastia.

braquioplastia antes y despuesSin duda, el aspecto físico se trata de un detalle fundamental, sobre todo con la llegada de la temporada veraniega en la que se deja atrás la ropa de invierno y se comienza a mostrar más el cuerpo a través de prendas más escuetas.

Una de las zonas que más preocupan son los brazos, ya que siempre existe un deseo de tenerlos definidos y estilizados. No obstante, esto no es posible debido a la acumulación de grasa y la flacidez.

Esta situación suele darse debido a los cambios naturales producidos en el cuerpo, el envejecimiento, el factor hereditario y el efecto de la fuerza de la gravedad.

Si el defecto es leve y se cuenta con una buena elasticidad de la piel, siempre se puede mejorar el aspecto mediante la pérdida de peso y la realización de ejercicios específicos. No obstante, no siempre es posible conseguir resultados de esta manera.

Y es que, en algunos casos más severos esta situación provoca un exceso de piel exagerado que se combina con abultamientos provocados por la grasa. Es uno de los síntomas que suelen verse en pacientes que han experimentado fluctuaciones de peso muy marcadas ya sean acaecidas de forma natural o a través de cirugías bariatricas.

La piel de esta área de nuestro cuerpo presenta varios problemas que acaban desencadenando el defecto. Se trata de una zona en la que la dermis es sumamente fina, no suele tener demasiada elasticidad y a no ser que tengamos constancia y nuestro cuerpo buena predisposición, no tiende a reaccionar en gran medida al ejercicio físico.

En la Clínica Rodríguez-Camps siempre buscamos que el paciente pueda conseguir dejar a un lado los complejos y adquirir la imagen deseada. Por eso, ante este tipo de defectos recomendamos la aplicación de una Braquioplastia o Lifting de brazos.

Con este procedimiento se elimina la grasa sobrante o el exceso de piel colgante y se obtienen unos brazos firmes y definidos. Además, se trata de un tratamiento cuyos resultados se pueden apreciar de forma inmediata.

Podemos distinguir tres grados diferentes de defectos en el contorno de los brazos:
- De grado I: Los cambios comienzan a notarse. Ante esta situación una liposucción sería suficiente para eliminar el exceso de grasa de la cara interna y provocar que la piel se retraiga.
- De grado II: La flacidez comienza a ser la tónica principal del brazo. Este problema podría solventarse con un estiramiento cutáneo que dejara la cicatriz circunscrita a la axila.
- De grado III: Se trata de una situación avanzada y donde se requeriría una cicatriz longitudinal en la cara interna de los brazos, desde la axila hasta el codo.
Hay que tener en cuenta que la longitud de la incisión siempre varía en base a la cantidad de piel suelta que haya que eliminar. Por eso, el Doctor, con más de 30 años de experiencia en cirugía estética corporal, estudia cada caso de forma personalizada para poder asesorar al paciente acerca del mejor tratamiento a seguir según la situación en la que se encuentre su estado de salud, la calidad y cantidad de grasa acumulada y la flacidez de la zona.

En la Clínica Rodríguez-Camps recomendamos este tipo de intervenciones para mejorar el aspecto físico, ya que se trata de un proceso sencillo con escasos riesgos para el paciente. Además, se obtienen tanto resultados estéticos como funcionales, ya que la flacidez y el colgajo de piel en exceso pueden llegar a provocar problemas de movilidad.

La cirugía puede realizarse de dos formas diferentes que varían en función de las necesidades de la persona afectada.

Si los brazos presentan grasa en exceso, lo primero que realiza el Doctor es la eliminación de esta mediante liposucción. Tras esta se extirparía la piel sobrante.

En caso de que el paciente no presente grasa, pero si una extrema flacidez debido a una gran pérdida de peso, el proceso sería directamente la extirpación de la piel sobrante mediante una resección desde la axila hasta el codo, siempre en la cara interna del brazo.

La cicatriz resultante suele tener forma de 'T' larga y se diseña o bien de forma recta u ondulada para darle mayor estética.

El postoperatorio suele ser incómodo, dado la zona en la que se ha producido la intervención, pero no es doloroso.

En la Clínica Rodríguez-Camps contamos con la última tecnología del mundo de la cirugía para mejorar la calidad de vida los pacientes y ayudarles a conseguir el aspecto deseado. Si deseas conocer más información sobre nuestro trabajo, puedes visitar nuestra página web. Así como descubrir los casos de Braquioplastia Antes y Después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *