Rinoplastia Estética y Rinoplastia Reconstructiva

Entrevista al Doctor Salvador Rodríguez-Camps Devís en el diario La Razón

 
Doctor Rodríguez-Camps especialista en RinoplastiaAcadémico de Número de la Ilustre Academia de Ciencias de la Salud Ramón y Cajal, el Doctor Salvador Rodríguez-Camps Devís es Jefe de la Unidad de Cirugía Plástica y Estética del Hospital Universitario Casa de Salud de Valencia y Miembro de las principales Sociedades Científicas Nacionales e Internacionales en el marco de su especialidad (Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva). Galardonado con la Estrella de Oro a la Excelencia Profesional, con la Medalla de Oro Europea al Mérito en el Trabajo y con el Premio ATUSALVD: “Excelencia en Rinoplastia”, en 2016 obtenía el Grado de Doctor, por la Universidad de Valencia, con la máxima calificación de Sobresaliente Cum Laude. El título de su Tesis Doctoral fue: “Una Nueva Técnica de Remodelación de la Punta Nasal en Rinoplastia, para Casos Extremadamente Difíciles, Mediante la Resección Total de los Cartílagos Alares, y Fascia Temporal”.
 
La Rinoplastia Estética es una operación tremendamente difícil

Asegura que un paciente de rinoplastia es siempre un reto para el cirujano plástico ¿Cuáles son los factores de éxito en rinoplastia estética? ¿Qué sería para usted un resultado perfecto?

 
Según Jack Sheen: “La Rinoplastia Estética es una operación tremendamente difícil, aunque técnicamente resulte decepcionantemente fácil”. Conseguir una nueva nariz para un rostro que también resultará nuevo y diferente es un acto realmente apasionante pero difícil. La Rinoplastia es, con mucho, la operación más difícil de la Cirugía Plástica. En nuestra experiencia, los factores a tener en cuenta, siempre, para lograr un resultado satisfactorio son: selección del paciente adecuado; diagnóstico correcto del defecto; elección de la técnica; ejecución con precisión y minuciosidad; seguimiento del paciente, con la frecuencia que se requiera, hasta no menos de un año de la intervención; apoyo psicológico y técnico ante cualquier adversidad; y perseguir siempre la perfección, aunque nos quedemos en los límites de lo humanamente razonable. El “resultado perfecto” es la nariz proporcionada, con líneas y ángulos delicados, con ausencia de estigmas quirúrgicos y la plena satisfacción por parte del paciente.

Su nueva técnica para narices de punta nasal extremadamente difícil ha alcanzado reconocimiento mundial…

 
Efectivamente, mi técnica de Rinoplastia para casos muy difíciles de punta nasal, lleva ya más de 12 años en el circuito científico nacional e internacional, en forma de cursos, congresos, conferencias, publicaciones en revistas y libros, etc., con una aceptación y reconocimiento total. Con una casuística muy alta, fue también el motivo de mi Tesis Doctoral.

Más allá de la rinoplastia estética, existe la rinoplastia reconstructiva ¿En qué casos se realiza?

 
La Rinoplastia Reconstructiva consiste en la creación de una nueva nariz que ha sido amputada por malformaciones congénitas, traumatismos o tumoraciones importantes, de forma parcial o total. Es también un proceso fascinante, dada su transcendencia por el altísimo grado de sufrimiento por parte del paciente amputado.

¿Cuál es su planteamiento ante estos pacientes? ¿El factor emocional es clave?

 
La pérdida parcial o total de la pirámide nasal constituye, desde el punto de vista estético, y por unidades, probablemente el mayor trauma psicológico para el ser humano. La secuencia quirúrgica para abordar el grave defecto de un paciente de reconstrucción nasal sería: diagnostico histopatológico previo del tumor (lo más frecuente); resección de la lesión mediante control de Mohs en fresco (anatomía patológica); diseño preciso del patrón del defecto; creación de una plataforma para el soporte de los colgajos de cobertura a partir de cartílago del tabique (si existe), oreja, costilla, hueso de cresta iliaca (cadera), etc; levantamiento de los colgajos de cobertura procedentes de la frente, mejilla, nasogenianos, etc.; y cierre del defecto;
 

“‘La Reconstrucción Nasal es sumamente compleja, pero absolutamente necesaria y satisfactoria para el paciente.”


 
Después, tiempo muerto de 4-6 semanas; sección de los pedículos y extensión de los colgajos sobre las subunidades nasales que convenga; y un segundo tiempo muerto de 4-6 meses para valorar si procede un tercer abordaje quirúrgico de refinamiento de la nariz ya reconstruida.

¿Qué complejidades presentan estas cirugías desde el punto de vista de la técnica?

 
Técnicamente, la reconstrucción nasal es sumamente compleja, pero absolutamente necesaria y satisfactoria para el paciente.

Nueva técnica de Rinoplastia para casos muy difíciles
 

¿Qué objetivos se persiguen en estos casos? ¿El reto es que la nariz quede integrada en el rostro sin efecto parcheado?

 
El objetivo de una buena reconstrucción nasal es: la Reconstrucción Estética Nasal. Sí, efectivamente, hemos de hacer una nueva nariz abarcando subunidades anatómicas completas para así evitar el parcheado tan antiestético. Por este motivo, pasé una buena temporada en EEUU, para mejorar mi técnica con el Profesor Gary Burget, en el Saint Joseph Hospital de Chicago. Este magnífico Doctor es considerado unánimemente como el mejor cirujano plástico del mundo en Reconstrucción Nasal.
Gracias Maestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *