Mamoplastia de Aumento: Aspectos fundamentales a tener en cuenta

Según las estadísticas del 2016 publicadas por ISAPS (International Society of Aesthetic Plastic Surgery), España ocupa el duodécimo lugar en el mundo en operaciones de cirugía estética, siendo el aumento mamario o mamoplastia de aumento una de las cirugías que más se realiza con más de 46.000 operaciones

Una mamoplastia de aumento como su nombre indica es una cirugía que busca el aumento del volumen mamario.

Como en cualquier operación de cirugía estética, una mamoplastia de aumento debe ser realizada en un hospital con las condiciones adecuadas y por un profesional, cirujano plástico, experimentado que realmente evalúe la necesidad de la cirugía, las condiciones preoperatorias y, por supuesto, todo el proceso quirúrgico y post-operatorio.

En su artículo “Escribiendo la Historia y la Evolución de la Mamoplastia” el Doctor Rodríguez-Camps nos habla de los orígenes de este tipo de Cirugía.

Antes de la cirugía

El primer paso es una evaluación de la paciente. En esta evaluación es importante no solo estudiar las condiciones generales de salud sino también su estado emocional y psicológico.

Conocer las razones por las que se quiere la operación es importante para así poder también conocer las expectativas que se tienen de la cirugía.

En lo que se refiere al estado físico, con relación a la zona propia a operar, el cirujano después de revisar a la paciente podrá decidir cuál es la mejor técnica para el aumento mamario. Se deben tomar en consideración la contextura física, peso y altura de la paciente.

En esta etapa el cirujano será el responsable de informar a la paciente sobre el proceso a realizar, así como los posibles riesgos y beneficios del método escogido para la cirugía.

Tipo de implante

No solo se debe elegir el tamaño y forma del implante, sino también el tipo. Existen implantes:

  • Texturizados
  • Lisos
  • Redondos
  • Anatómicos

También se puede hacer aumento mamario a través de una técnica novedosa conocida como lipoinyección autóloga, una vez más debe ser realizada por un buen profesional para que la técnica sea aplicada de la mejor forma posible.

Tipos de abordajes quirúrgicos

La siguiente decisión es el abordaje quirúrgico que es básicamente por donde se hará la incisión para poner el implante. Puede ser:

Abordaje Peri areolar:

Ofrece una mejor exposición del bolsillo mamario con una cicatriz apenas perceptible aunque no se recomienda para personas con areolas pequeñas o con poca pigmentación.

Abordaje Axilar:

En este tipo de cirugía es muy importante la experiencia del cirujano. No se recomienda en pacientes muy delgadas y es importante conocer que el postoperatorio suele ser más doloroso que en otros abordajes.

Abordaje Infra mamario o de surco mamario:

La incisión y cicatriz posterior será de unos 4 cm en el surco submamario. Se suele realizar en mujeres con areolas demasiado pequeñas.

Posición del implante

Esta decisión tendrá mucho que ver con los resultados a largo plazo de la cirugía no solo en el resultado estético del implante mamario sino también sobre la efectividad de la cirugía en evitar lo que se conoce como encapsulamiento o contractura de la cápsula del implante. Se conoce como cápsula a la cicatriz que rodea al implante que se coloca, cicatriz que si se contrae resulta dolorosa para el paciente y puede también afectar negativamente a la apariencia del implante.

Se puede hacer el bolsillo mamario:

  • Posición sub pectoral

  • Posición subfascial

  • Posición subglandular

Cada uno de ellos tiene sus ventajas y desventajas y es una decisión que debe tomar el cirujano de acuerdo a la planificación previa de la cirugía y a la luz de la evaluación física de la paciente.

¿Qué sucede si después de un tiempo se decide extraer el implante?

Aún después de una mamoplastia exitosa, con el tiempo puede ser necesario o deseado extraer las prótesis mamarias, a esta cirugía se le llama explante mamario y el Doctor Rodríguez-Camps ha desarrollado una técnica muy eficiente para este fin conocida como “Autoprótesis” por Explante y cicatriz en forma de “L”.

Como conclusión, hoy en día, y siempre y cuando se acuda a un profesional de prestigio, la mamoplastia de aumento es una cirugía bastante común, no por ello libre de riesgos, pero cada vez más segura y con resultados más naturales.

Si necesitas más información acerca de este u otros procedimientos, puedes visitar nuestra página web o pedir información a nuestro centro. Te informaremos de nuestra filosofía de trabajar y atenderemos tu caso de forma personalizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *